Delegadas de Confiar reelegidas: Aquí una segunda oportunidad para conocerlas

Por Angie Carolina Cardona

En Mujeres Confiar siempre nos preocupamos por destacar a esas mujeres que le apuestan a la democracia y a la transformación de sus entornos por las vías de la participación, la economía solidaria y el cooperativismo. En estas vacaciones tómate el tiempo para conocer a cuatro mujeres que por su buena labor, fueron nuevamente elegidas para continuar en su rol de delegadas para el 2019-2021.

Como es costumbre cada tres años, Confiar Cooperativa Financiera renueva su Asamblea general de delegadas y delegados. La participación y el número de mujeres elegidas este 2018 incrementó en comparación del 2015. En las últimas elecciones resultaron elegidas 55 mujeres representando el 33% de la delegación. Para el 2019 ese porcentaje aumentó a 47% pues resultaron elegidas 67 mujeres para desempeñarse como delegadas.

Por el gran trabajo que hicieron en el periodo anterior, algunas de las delegadas fueron reelegidas, para desempeñar nuevamente la representación de las asociadas y asociados en aras de un proceso colectivo que le apuesta a cooperativizar para el bien vivir. Antes de que se acabe el año, te recomendamos estos artículos como segunda oportunidad para conocer a cuatro mujeres que nuevamente fueron elegidas para desempeñarse como delegadas de Confiar en diferentes territorios.

Ana Débora Castañeda Correa, ha sido ha sido colaboradora, asociada y empleada de Confiar Cooperativa Financiera. Nuevamente fue elegida como delegada de la Agencia de Bello en Antioquia, y desde allí se ha propuesto dinamizar los territorios, pues siempre la convoca la participación ciudadana, por lo que se ha conectado con acciones comunitarias y sociales y ha trabajado por los derechos de las mujeres.

Débora nació en Anorí, en la subregión nordeste del departamento de Antioquia; conoció a Confiar hace más de veinte años, vivió la inauguración de la agencia La Alpujarra en Medellín, los primeros Bazares de la Confianza, y desde entonces no ha dejado de estar muy cerca de la cooperativa. Leer más aquí

María Victoria Suaza Gómez, delegada de Confiar en Apartadó (Urabá antioqueño), es una mujer dedicada al teatro y a la comunidad. Se distingue por su creatividad, su fuerza y su voz. Es licenciada en educación y artista pedagoga, y el arte ha sido su instrumento para construir paz y sociedad.

Aunque es de Medellín, María Victoria vive en Apartadó (Urabá antioqueño) hace 19 años. Ella siempre se ha caracterizado por su vinculación con procesos comunitarios asociados al mundo artístico, se ha desempeñado

como directora de la Casa de la Cultura de Apartadó y ha realizado procesos de formación artística con títeres para jóvenes. Ha convertido en espacios de encuentro y de creación artística lugares que antes estaban apropiados por grupos armados al margen de la ley; sus acciones dieron fruto y la Casa de la Cultura se llegó a denominar «territorio de paz». Leer más aquí

María Alejandra Escobar Fuentes fue elegida nuevamente como delegada de Confiar por la Zona especial de juventudes para la Agencia de Rionegro. Esta joven es administradora de empresas y trabaja como asistente administrativa de la Fundación Fusoan (Fundación Solidaria del Oriente Antioqueño), una entidad que le ha permitido comprender el mundo de la economía solidaria y del cooperativismo. El camino que ha recorrido ha sido de aprendizaje y de conciencia frente a lo que significan otras formas de consumo, y es justamente ese acumulado el que la llevó a convertirse en delegada de Confiar.

Maria Alejandra por su trabajo cuenta con experiencia en economía solidaria y realiza procesos pedagógicos sobre la solidaridad y el cooperativismo del proyecto de Confiar. En el tiempo que ha sido delegada, ha consolidado en el Oriente antioqueño un En-clave juvenil, una propuesta a través de la cual Confiar se articula con procesos artísticos, culturales y sociales de los territorios para fortalecerlos en esta región. Leer más aquí

Lucero Blanco Zambrano vive en Bogotá y nuevamente es delegada de Confiar por la agencia de Santa Helenita, ubicada en la localidad de Engativá. Como delegada le ha apostado a generar circuitos de economía solidaria que posibiliten formas de distribución y consumo más justas y que generen más felicidad.

Lucero es ingeniera agrónoma, graduada de la Universidad Nacional. Ha sido vocera de Agrosolidaria en la Alianza por la Salud Alimentaria de Colombia y ha trabajado en el Proyecto Páramos, de la Empresa de Acueductos de Bogotá, desde donde busca conservar los ecosistemas contando con la participación de la comunidad y el fortalecimiento de sus capacidades; este proyecto le ha permitido estar cerca de familias campesinas que luchan por sus territorios, por la autonomía alimentaria y por la defensa del agua. Leer más aquí

Deja un comentario

Close Menu