En Duitama: Economía con perspectiva de género #ForosConfiar

Por Angie Carolina Cardona
 
Siendo noviembre el mes de la eliminación de las violencias contra las mujeres, con nuestros #ForosConfiar seguimos conversando sobre economía con perspectiva de género para visibilizar las formas de violencias económicas a las que están sujetas las mujeres. El jueves 15 de noviembre se realizó el Foro Economía con Perspectiva de género en Duitama y en este artículo recogemos las principales ideas de conversaciones que propusieron las invitadas.
Al ser Boyacá el cuarto departamento con mayor índice de múltiples violencias contra las mujeres,  Confiar Cooperativa Financiera y la Fundación Confiar en su compromiso con el trabajo cultural y la transformación de la sociedad, a través del programa Mujeres Confiar, realizó en Duitama por primera vez el Foro Economía con Perspectiva de Género para visibilizar y reflexionar, entre otros temas, sobre las formas de violencias económicas contra las mujeres, que además de estar invisibilizadas y poco atendidas institucionalmente, suponen un obstáculo para la superación de otras formas de violencias más evidentes como las violencias físicas.
 

En esta ocasión nos acompañaron tres mujeres que desde sus saberes y experiencias hablaron de cómo para ellas la economía justa y en igualdad de condiciones es importante para la realización de los derechos de las mujeres. Nuestras invitadas fueron: Erika Pineda Álvarez, fundadora del colectivo de diseño independiente Roja Morena, Sixta Tulia Álvarez, conocida como «Tulita», custodia de semillas orgánicas y Ruby Espejo Lozano, investigadora y docente quien habló sobre cómo el lugar que hombres y mujeres ocupan en el sistema económico está relacionado con representaciones sociales y subjetividades que se configuran en la sociedad. Tres perspectivas diferentes que nos permitieron un diálogo de saberes y conocimientos que enriquecieron la discusión.

Roja Morena

Erika Pineda Álvarez, es administradora de empresas y hoy lidera Roja Morena, un colectivo de diseño que agrupa el talento de artesanas y diseñadoras independientes con la iniciativa de dinamizar la economía local. Roja Morena es una ventana comercial sólida que brinda respaldo a diseñadoras que están empezando su vida comercial y que no tienen el respaldo de una marca para comercializar sus productos.

La mayoría de diseñadoras son madres cabeza de familia, mujeres jóvenes o ex empleadas que por malas condiciones laborales o en búsqueda de tiempo para sus familias decidieron iniciar un proyecto propio. En Roja Morena han encontrado no solo una oportunidad de ascenso económico, sino un espacio afectivo y familiar, pues las alianzas entre mujeres que permitieron el surgimiento de este proyecto, también se convierten en lazos solidarios que crean afectos y no contratos. Afectos entre mujeres que son de gran valor pues en la práctica reafirman que no somos competencia entre nosotras.

Actualmente el Colectivo tiene un espacio de reflexión que a la vez es un programa audiovisual por redes sociales. Se llama Tejiendo lazos de sororidad: historias de mujeres reales empoderadas de su ser, a través de este dan a conocer historias de mujeres «de a pie» que sirven de inspiración para mujeres que enfrentan situaciones difíciles de violencia o que emprenden proyectos productivos y lo hacen con éxito.

Para esta experiencia productiva las actividades e ingresos económicos de las mujeres son fundamentales pues éstas posibilitan la autonomía económica, elemento fundamental en la erradicación de situaciones de violencia.

Tostaos de Tulita

Tulita Álvarez es una mujer de más de 70 años que por tradición familiar desde niña se ha dedicado al cuidado de semillas criollas y a la transmisión de saberes rurales que vienen desde su madre y su abuela. En una pequeña huerta cultiva diversos tipos de semillas y algunas las convierte en comestibles a base de maíz conocidos como Tostaos de Tulita. Ella es una custodia de semillas y reconoce la importancia del cuidado de estas en los procesos de cultivos agroecológicos y en una alimentación libre de químicos y transgénicos. Alrededor del cuidado de las semillas, doña Tulia reflexiona acerca de la importancia del cuidado del agua y de la tierra, y de la crisis ambiental por la que atraviesa el planeta.

La reflexión de la señora Tulia alrededor de la economía con perspectiva de género es que lo económico no es solo lo monetario, y que se invisibilizan los aportes que las mujeres hacen a la economía desde la agricultura, el cuidado de la tierra y el agua, y la promoción de la soberanía alimentaria que está relacionado con el derecho de las comunidades a decidir los procesos productivos de alimento mediante agriculturas locales. 

En la economía con perspectiva de género, las responsabilidades del cuidado tiene un papel central en el análisis de las relaciones económicas que desde ahí se generan. Muchos procesos productivos sostenibles están siendo impulsados por mujeres, quienes notan primero los efectos negativos que sobre sus familias tienen la contaminación del agua, de los agrotóxicos, del aire, entre otros, debido a que ellas son quienes las cuidan y alimentan.

Ruby Espejo Lozano

Es una académica e investigadora, actualmente es docente y su trabajo investigativo se ha centrado en el análisis de la configuración de representaciones sociales y subjetividades en lo que se entiende socialmente por ser mujer o ser hombre. La docente Ruby señala que en el sistema económico hombres y mujeres ocupan lugares diferentes, pero esto no es algo natural sino socialmente construido.

Esto se evidencia en el análisis del mercado laboral que muestra que las actividades peor remuneradas están asociadas a labores que las mujeres anteriormente hacían de forma gratuita; enseñar en preescolar, cuidar de enfermos, preparar alimentos, son ejemplo de esto. Esta situación se debe a que tanto para hombres como para mujeres existen hilos biográficos que configuran el papel que desempeñamos en la sociedad, y esos hilos están permeados por una división del trabajo entre hombres y mujeres que reproduce desigualdades y son factores que potencian situaciones de violencia.

Cada una de las invitadas conversó acerca de lo que para ellas es economía con perspectiva de género. Todas hicieron aportes valiosos a esta discusión que no termina, resaltando que la economía con las mujeres necesariamente es una economía solidaria, sostenible, que crea redes de apoyo pues «una sola golondrina no hace verano» según expresó una de las ponentes.

Por eso les esperamos este 24 de noviembre en Medellín al cierre de nuestros #ForosConfiar donde se continuará con esta conversación, especialmente desde el papel que juegan las labores domésticas y de cuidado en la generación de brechas de género y las estrategias para superarlas.

Deja un comentario

Close Menu