El cuento de la criada

Imagen tomada de IMDB

Por Sandra Valoyes Villa

Los productos culturales y mediáticos son una oportunidad para hacer reflexiones, conversaciones y entrar en diálogo con fenómenos que nos afectan colectivamente. De esta manera, El cuento de la criada (The Handmaid’s Tale), una novela publicada en 1985, cuya historia se ha vuelto a llevar a la pantalla como serie de televisión en 2017, está dando de qué hablar por estos días, debido al estreno de su segunda temporada. La historia que se plantea, convoca en este recomendado de Mujeres Confiar a considerar algunos aspectos alrededor de la maternidad como mandato y como construcción social.

La serie de televisión, basada en la novela que lleva el mismo nombre, escrita por la canadiense Margaret Atwood, narra una sociedad totalitaria donde la reducción significativa de la tasa de natalidad, despoja a las mujeres de sus derechos y convierte a las que continúan fértiles en esclavas sexuales, con la intención de poblar el mundo bajo un modelo en el que la forma de gobierno está estrechamente relacionada con la religión dominante, también conocida como teocracia, propuesto por la ficticia República de Gilead, creada por la autora.

Aunque la serie está catalogada como un drama de ciencia ficción –propuesta originalmente como una novela futurista distópica o de utopía negativa–, a través del relato en off del pensamiento de Defred, su protagonista, caracterizada por Elisabeth Moss, se interroga a la sociedad contemporánea por técnicas de reproducción asistida, que afectan a muchas mujeres en la actualidad, en especial cuando el gestar se debate entre el deseo, el imperativo o la necesidad.

Imagen de www.casadellibro.com

La maternidad subrogada o gestación por sucesión, también conocida como alquiler de vientres, es una técnica de reproducción que según Ariadna Serón Navas, del doctorado en Filología de la Universidad de Sevilla en España, es «tan polifacética como contradictoria y polémica», debido a factores que están determinados en la existencia o no del vínculo genético entre la madre gestante y el bebé en gestación, la presencia o ausencia de normatividad internacional o al interior de los países donde más se practica, y a modalidades contractuales entre las que se encuentran intercambios de carácter comercial, altruista o la combinación de ambas.

Ariadna Serón Navas, ha analizado el tema de la reproducción asistida en intersección con la novela y la serie de televisión El cuento de la criada. Por ello, explica que hoy el uso de la maternidad subrogada se cuestiona principalmente porque puede imponerse a mujeres de bajos recursos económicos, planteando que «hay países donde las madres gestantes son coaccionadas, explotadas, cooptadas para que sus hijos o hijas sean vendidas a personas que pueden permitírselo económicamente».

El tema, con todas sus aristas, se debate hoy en el mundo debido a las implicaciones que conlleva para las mujeres y para la sociedad en general, donde se están replanteando adicionalmente conceptos como maternidad, paternidad o familia. Lo que llama la atención es que pocas veces las mujeres gestantes que viven estos procesos son protagonistas en los relatos mediáticos, ya que como reconoce la investigadora:

«Normalmente en las noticias, videos o en cualquier artículo se presenta sobre todo la experiencia de los padres comitentes [quienes por algún motivo no pueden tener hijos/as y recurren a esta técnica] y del bebé —que es muy importante, pero es un poco el resultado o la última etapa del proceso, pero muchas veces ignoramos o dejamos en un segundo plano la experiencia de la madre. En general, cuando se habla de gestación sustitutiva o maternidad subrogada se deshumaniza a las mujeres gestantes, se despersonalizan o no se les da mucha visibilidad».

Particularmente, la historia de El cuento de la criada logra poner de relieve esa experiencia a través de una narración que privilegia el pensamiento y la conciencia de su protagonista; Serón Navas afirma que «tenemos dos piedras angulares en este proceso, que serían la madre gestante y los padres comitentes, que son las partes involucradas más importantes hasta el momento del nacimiento, entonces lo que hacen la novela y la serie es darle visibilidad a esa mujer, a lo que pasa en su cabeza, por eso es una autobiografía, es esa voz en off de experiencias personales que la criada vive».

El llamado que hace El cuento de la criada es a no perder de vista la mirada, el pensamiento y la voz de las mujeres en torno a los deseos y decisiones sobre su cuerpo y su vida, pero también sobre las imposiciones sociales que se convierten en obstáculos para su desarrollo, por lo que Serón Navas afirma: «las mujeres pueden decidir si quieren tener hijos propios, si no quieren tener hijos, si quieren gestar para otra persona, es decir, no debemos ser valoradas por la capacidad reproductiva, por un destino biológico o por el destino que la sociedad impone».

Esta historia se recomienda para ver o leer, porque invita al análisis sobre la dimensión de los derechos humanos, la violencia sexual, la opción sexual, las libertades y la conciencia de ser mujeres en una sociedad determinada, en este caso, una sociedad fundamentalista, teocrática, dictatorial y profundamente misógina.

El libro y la serie de televisión

La novela de Margaret Atwood, publicada originalmente en 1985 bajo el título The Handmaid’s Tale, obtuvo los reconocimientos: Governor General’s Award for English-language fiction (1985) y el Premio Arthur C. Clarke (1987). Su más reciente edición es del año 2017 y estuvo a cargo de la editorial Salamandra.

La última adaptación para televisión de El cuento de la criada, emitió los diez capítulos de su primera temporada en 2017 en el servicio de suscripción de video estadounidense Hulu, pero la aceptación por parte de la audiencia, la crítica y el circuito de premios norteamericanos (EMMY, Globo de Oro) en el que se reconocieron las actuaciones, el guion, la dirección, la fotografía y la serie en su totalidad, impulsó su exhibición en canales como Paramount y HBO, permitiendo la ampliación de su recepción.

Para Latinoamérica, se emite actualmente la primera temporada en el canal Paramount, los domingos a las 9:00 p.m. Se espera que a finales del mes de abril de 2018, se inicie en Hulu y HBO, la exhibición de los trece episodios correspondientes a la segunda temporada.

Deja un comentario

Close Menu