El poder de confiar en las mujeres se tomó el Bazar de la Confianza en Duitama, Boyacá

Foto: Jorge Escobar

Por Angie Carolina Cardona

Como muestra del poder de la confianza, Confiar Cooperativa Financiera llevó a cabo su gran fiesta solidaria el pasado 7 de octubre, esta vez en tierras boyacenses en la ciudad de Duitama. El Bazar de la Confianza estuvo lleno de arte, cultura, educación, y una alta participación de las mujeres. Este espacio brindó la oportunidad de hacer pedagogía sobre la importancia de ponerse las gafas violetas y tomar conciencia sobre las desigualdades de género.

La gran fiesta solidaria inició con danzas y música en donde las protagonistas fueron las mujeres del departamento de Boyacá, pasando por economía y otras propuestas de arte y educativas. Varias muestras nos acompañaron y las más de 13 mil personas asociadas, ahorradoras, y amigas de Confiar pudieron disfrutar de la calidad y la potencia del trabajo que demostraron las mujeres artistas, trabajadoras, educadoras y emprendedoras en los diferentes espacios de diversión y aprendizaje para los visitantes.

Custodias de semillas nativas, proyectos productivos de lácteos, productos agrícolas orgánicos, artesanías hechas en lana, palmicho y arcilla fueron algunas de las muestras con las que las mujeres participaron en el Bazar; también hubo participación de cantantes, bailarinas, músicas, pintoras y fotógrafas mujeres. Y esto no es casualidad, pues Confiar en su proyecto de contribuir a construir un mundo más justo, ha tenido el propósito de visibilizar y dar una participación equitativa a las mujeres, y El Bazar de la Confianza no fue la excepción.

Agrupación artística Mujé Qupcua. Mujé en Palenquero significa Mujer, Cupqua en Chibcha significa Tambor.

Acciones afirmativas como estás son importantes porque actúan como respuesta a las desigualdades y a las desventajas en participación y economía que históricamente hemos tenido las mujeres; estos enfoques y rutas ayudan a que podamos trabajar en aras de que cada vez la mujeres seamos más protagonistas hasta lograr que algún día tengamos una real igualdad.

Ver mujeres empoderadas participantes del bazar, por otra parte ayuda a construir imaginarios diferentes; es reconfortante observer que niños y niñas encuentran en mujeres que son capaces, creativas, solidarias y fuertes, referentes de motivación para que esas niñas cuando grandes también sean poderosas.

Esta fue una oportunidad para celebrar los logros de las mujeres pero también de examinar las barreras que aún existen para alcanzar la igualdad de género, es por esto que como Mujeres Confiar tuvimos el stand de El Jardín de las Medusas que representa el poder de las mujeres, y que nos sirvió para hacer pedagogía sobre las brechas de género que existen entre hombres y mujeres a través de juegos con dados y redes para atrapar prejuicios sexistas.

Stand «El Jardín de las Medusas» de Mujeres Confiar. Foto Jorge Escobar

A las familias, niñas y niños visitantes del stand les invitamos a ponerse las gafas violetas y observar el mundo con un enfoque de género. Desarrollamos actividades lúdicas y de aprendizaje que dejaron en evidencia cómo las mujeres hemos tenido menor participación política, económica y cultural en la historia, desde niñas dedicamos más tiempo al trabajo doméstico, tenemos mayores porcentajes de participación en el trabajo informal y además tenemos los índices más altos en los diferentes tipos de violencias.

En conclusión la jornada fue un espacio de aprendizaje y de reflexión, los participantes también se pusieron en la tarea de cuestionar esos prejuicios sexistas de nuestra cultura y plasmarlos en palabras. Al final nos dejaron frases positivas de empoderamiento y reconocimiento del papel de las mujeres en la sociedad.

Economías solidarias en manos de las mujeres

En las redes de solidaridad y la asociatividad algunas mujeres han encontrado una alternativa económica que les ha permitido la generación de ingresos y una forma de desarrollo personal y comunitario con base en la autogestión y la reciprocidad. Por eso fue importante en El Bazar de la Confianza darle relevancia y participación a las apuestas organizativas y asociativas de pequeñas productoras y artesanas que son lideradas por mujeres.

Conozca en las siguientes fotos las experiencias productivas impulsadas por mujeres boyacenses.

Tejidos Dansa
Proceso artesanal de tejido de lanas vírgenes
Florinda Moreno
Artesanías y cestería de Ramiquirí Boyaca
Sixta Tulia Álvarez
Custodia de semillas nativas y criollas, base su de agricultura orgánica
Sabores y Tradición
Productos a base de leche y frutas que recuperan sabores tradicionales de la región.
Roja Morena
Asosiación de más de 45 artesanas y diseñadoras que se articulan para producir y comercializar prendas y accesorios
Granja Ecoturística Vadama
Proyecto familiar de agricultura orgánica y ecoturismo, con procesos ambientales sostenibles

Deja un comentario

Close Menu