Nuevos repertorios de protesta

Daniel Botero Arango es comunicador social – periodista y especialista en Periodismo Público de la Universidad Pontificia Bolivariana. Además es magíster en Ciencias Sociales de la Universidad de Arte y Ciencias Sociales ARCIS de Santiago de Chile, y actualmente es estudiante de la maestría en Comunicación y Opinión Pública FLACSO en Ecuador.

A inicios del mes de febrero, y debido a una publicación realizada por la Universidad Pontificia Bolivariana en la que se sugería a las estudiantes formas de vestir, en la clase de opinión pública discutieron sobre la dimensión política de la respuesta que esta situación generó. Esta columna es producto de la conversación con la profesora Meysis Carmenati, de la Universidad Central del Ecuador.

Por  Daniel Botero Arango

#UPBEnFalda fue una protesta virtual y presencial que tuvo como epicentro a la Universidad Pontificia Bolivariana sede Medellín, a partir de una publicación que recomendaba a las estudiantes cómo vestir para asistir a la Universidad.  El rechazo no se hizo esperar por estudiantes y usuarios de las redes sociales, una vez fue puesta en circulación. Horas más tarde, debido a las reacciones de estudiantes y la prensa, fue rectificada por las directivas de la Universidad, pidieron disculpas por ella y fue retirada de la página web.

#UPBEnFalda, como la etiqueta de esta expresión de rechazo, fue un acierto desde la lógica de los nuevos repertorios de protesta, no sólo por lo sucedido al interior de la Universidad, sino porque el llamado de atención local y nacional logró una importante resonancia mediática.  La reacción de las estudiantes y la solidaridad de sus compañeros, configuró la expresión de una sociedad que ha cambiado, no porque haya pervertido los valores tradicionales, sino porque los ha cuestionado y ahora se siente con mayor libertad y autonomía para vivir sus derechos.

Guardadas las proporciones, en mayo de 1968 se dieron las protestas del «prohibido prohibir» y «la imaginación al poder» en Francia, especialmente las que tuvieron como epicentro a Nanterre, donde jóvenes en rebeldía se mostraron como un nuevo continente social con discurso y acción política a través de la toma del espacio público, la exaltación del cuerpo como territorio político, el género como una lucha social y el arte como geografía de disputa cultural y simbólica, vinculado el existencialismo, que lo puso en el escenario mundial como un movimiento por la reivindicación juvenil y el hecho de ser tenidos en cuenta por una sociedad anclada en valores tradicionales, puestos en cuestión por  las guerras y las crecientes desigualdades.

¿Qué expresan los nuevos repertorios de protesta como #UPBEnFalda? Si bien no está en la categoría de movimiento, por su carácter restringido y su rápido desvanecimiento, sí hace parte de una consciencia global por las desigualdades de género, que han tomado cada vez más protagonismo y vitalidad, este especialmente, días después de la oleada del #MeToo y los escándalos de abuso sexual en la industria del cine. Desde la virtualidad y la presencialidad, expresiones como estas, vienen demostrando no solo los cambios en la matriz del modo de comunicación entre las personas, sino de cómo se expresa el giro de una época, evidenciado en identidades cada vez más diversas, no enraizadas en referentes locales propios, sino conectadas con hilos globales. Eso sí, no exentos de formas de dominación que, como lo reconoce Carmenati (2018) parafraseando a Foucault, nos llegan hoy por medio del saber. Tanto el género, como los activismos animalista y ambientalista, constituyen hoy condiciones anti hegemónicas (Carmenati, 2013), en un contexto en que existir de forma autónoma, crítica y en constante insatisfacción con las formas naturalizadas, es cada vez más complejo.

 

REFERENCIAS.

Carmenati, M. (2013). La Opinión Pública: una condición antihegemónica. La Habana: Casa Editora Abril.

___________ (2018). Modelos de democracia y democratización social en América Latina. En D. Botero (Coordinador). Curso de Opinión Pública de la Facultad de Comunicación Social – Periodismo UPB. Llevada a cabo en Medellín, Colombia.

Deja un comentario

Close Menu